La joven compositora colombo-estadounidense Luna Blanco se presenta con “Sunday Afternoon”


La joven de 16 años emprende su viaje musical con una carta de despedida   Luna Blanco es una joven colombo-estadounidense quien, desde muy temprana edad, se ha interesado por la interpretación y composición musical. Luna empezó su formación musical a los 4 años, estudiando en varias academias musicales y alternando sus estudios líricos con su formación académica. A los 6 años empezó a escribir sus canciones, que le fluían de manera indiscriminada en castellano e inglés, por lo que decidió aprender también a tocar la guitarra para poder componer la totalidad de sus obras. Después de años de aprendizaje, Luna está preparada para mostrar sus canciones al mundo y lo hace con una delicada carta de despedida llamada “Sunday Afternoon”.

“Cuando sientes algo fuerte o triste, algo extremo, tu cuerpo usualmente lo saca en forma de lágrimas. La música es la forma con la que yo saco esos sentimientos”, explica Luna. “La canción ‘Sunday Afternoon’ trata del sentimiento de perder a alguien. El no poder volver a verlos o sentirlos nunca más. Los buscas y los buscas, pero sabes que nunca los vas a encontrar: ni en una llamada, ni en su casa, ni en los lugares que les gustaban. Soy alguien privada y siempre lo seré, pero en la música es el único sitio en el que soy capaz de contar mis historias y los dolores que me cuesta tanto comunicar”, complementa.

“Sunday Afternoon” es una delicada balada de indie folk en la que Luna expresa con madurez los difíciles sentimientos que se dan cuando perdemos a alguien para siempre. En la composición, la joven recorre una serie de rituales privados que hablan de su relación con ese otro ahora ausente, del que se despide con su voz más dulce. Sobre una guitarra, Luna vuelca su sensibilidad de manera honesta y reflexiona sobre todas esas cosas de las que realmente tratan las relaciones interpersonales, en su caso, compartir galletas frescas, reírse hasta que caiga la noche y sonreír hasta que nos abrace la nueva mañana. Al final, esta carta de despedida no encuentra remitente, pues al otro lado de la línea nadie contestará nuestra llamada. Sin embargo, nos sobrevive la música y siempre tendremos las canciones para enfrentarnos al duelo.

Con solo 16 años, Luna Blanco ya ha trabajado con nombres claves de la industria musical latinoamericana como Arguello, DJ y productor al que le compuso varias canciones entre 2018 y 2019 en la guitarra, además de escribir la letra de éstas. Sus composiciones son producidas por Maya Blanco, su hermana, quien ha recibido formación en Berklee College of Music, en Boston. A pesar de su corta edad, Luna ha aprendido los artes y oficios de la composición y se prepara para compartir con el mundo todas y cada una de las canciones que ha venido escribiendo en secreto. Su sensibilidad le permite sintetizar emociones complejas en imágenes poderosas y sencillas, lo que permite que sus composiciones tengan un carácter universal que a nadie dejan indiferente, aunque le nazcan de sus emociones más profundas. “Sunday Afternoon” es su primer sencillo.

Frecuencia Alternativa

Somos un medio de comunicación digital multiplataforma, alternativo e independiente, enfocado en las expresiones artísticas y culturales, de la Corporación Frecuencia Alternativa.