La Cueva por Colombia: Cerrando el año entre letras y pinceles en el terruño de Gabo

Literatura

En conmemoración de los 41 años desde la distinción del Premio Nobel de Literatura otorgado al maestro Gabriel García Márquez, La Cueva por Colombia, insignia de la Fundación La Cueva, culmina sus actividades en el pueblo que vio nacer al genio del realismo mágico.

Niños, jóvenes, adolescentes y adultos se congregaron en el auditorio Ramón Vinyes de la Casa Museo Gabriel García Márquez. Más de 30 personas se reunieron en torno a la palabra, la pintura y la lectura, en la misma casa donde Gabito vivió sus primeros años y escuchó las primeras historias que alimentaron su imaginación.

La coordinadora del programa de lecto-escritura, Mayra Díaz, se desplazó hasta la hermosa población bananera acompañada del escritor barranquillero Carlos Poloy el ilustrador Julián Martínez. Ambos conectaron de inmediato con los asistentes al taller literario.

Polo desplegó su habilidad narrativa, mientras Martínez capturaba en tiempo real la médula y la esencia de sus palabras. Cada asistente, desde su propia perspectiva y sensibilidad, ilustró el cuento compartido por Polo, tejiendo así una experiencia única.

El 27 de diciembre, Aracataca fue testigo de La Cueva por Colombia, llevando como siempre conocimiento, alegría y creatividad a los participantes. En el transcurso de 2023, este proyecto llegó a 5 municipios: Tierra Bomba (Bolívar), San Francisco (Cundinamarca), Buenaventura (Valle del Cauca), Corregimiento La Playa (Atlántico) y Aracataca (Magdalena).

Martínez, Díaz y Polo se transformaron legalmente en cataqueros de corazón tras este cierre de actividades en la población que vio nacer al genio colombiano.
Para Martínez, la experiencia fue mágica: «Compartir con adultos, jóvenes y niños en el lugar donde creció el maestro Gabriel García Márquez, poder escuchar un cuento de Polo y compartir dibujos e ilustraciones con la juventud es muy alegre. Estoy agradecido de tener la oportunidad de participar en este proyecto de La Cueva por Colombia tan agradable y mágico para el arte del Caribe colombiano».

Jasir Rosado, estudiante de décimo grado, expresó: «Algo importante porque uno aprende mucho sobre la historia de nuestro país y sobre la cultura de Gabo y todo lo bueno.»

Karen Moreno, también estudiante de décimo grado, compartió su entusiasmo: «Me ha gustado mucho esta actividad porque he aprendido mucho sobre Gabo. Me gusta mucho la literatura y me gustaría seguir aprendiendo más».

Finalmente, Alba Luz Bosa, resaltó la singularidad de la actividad: «Participando de esta actividad me parece que es muy educativa para los niños, algo diferente del día a día».

La Cueva por Colombia sigue dejando una huella educativa y artística en cada rincón que visita, inspirando a nuevas generaciones a explorar las maravillas de la literatura y el arte.