TERCIOPELO AZUL

Por: Jonathan Cantillo Reyes

Jeffrey Braumont encuentra una oreja parcialmente desintegrada por la laboriosa cadena alimentaria de las hormigas. Jeffrey lleva el fragmento de oreja al detective Williams. Luego de ello conoce a Sandy, quien le expone detalles sobre la investigación que adelanta su padre en el caso. Esto lo lleva al apartamento de Dorothy Vallens y aquí empieza lo bueno. Dirigida por el magistral David Lynch. Lynch se dio a conocer con la pieza surrealista Cabeza de lápiz, luego sucumbió a lo más bajo al hacer una mala adaptación de The Dune. Ya les conté que habría sido genial con Jodorowsky. Acá junta a Kyle MacLachlan, Dennis Hopper y Laura Dern en una increíble cinta.

En una película que crea una perspectiva muy distinta del cine negro. No es lo mismo el cine policiaco común con su estructura, Usualmente al comienzo se ofrece al espectador los antecedentes de un grave crimen, acabando esta parte cuando efectivamente se comete dicho acto criminal y se arma el suspenso. La técnica del claroscuro y el tenebrismo, y su estética. Aparte de la narrativa que busca ilustrar un estado psicológico y un nuevo modo de acercamiento a la puesta en escena y protagonistas de moralidad ambigua. Pero con Lynch esto se lleva a ligas mayores. No es tan de autor, algo más comercial, sin embargo, no deja de ser él, y esto lo evidencia en esta cinta en su surrealismo moderado.

Llevarnos a un protagonista que lucha por doblegarse a sus más bajos instintos carnales vs el amor idílico. Un protagonista con valores sólidos que son soslayados poco a poco a poco por una mujer, con una belleza impúdica, sádica y desquiciada. Un protagonista que hecha un lado la razón al dejarse seducir por la necesidad personal de resolver este conflicto en el que no es su deber, pero el morbo lo empuja a indagar. Por esta resolución se ve sumergido ante una suerte pesadilla, en mundo frágil, dócil, blanco y puro que oculta de manera siniestra otra realidad cargada de violencia.

El más grande acierto de Lynch sigue siendo la cantidad de símbolos que adiciona de manera puntual y clara que lo hacen sentir muy puro como él mismo. Hormigas, pájaro comiendo cucarachas, y mil detalles más crean esta sinfonía metafórica en la cual el terciopelo azul es lo más descarado y menos sutil.

El lado negativo son las actuaciones. Pese a gozar de un elenco respetable Kyle MacLachlan, parece que fue seleccionado solo por su bella cara. Después de esta película vemos Kyle como el galán de muchas películas, lo cual encaja mejor en él pues no lo exige. Laura Dern no actúa nada, sus gestos son de un maniquí. Dennis Hopper que es un gran actor, acá luce sobreactuado. Pero fuera de ello la narración de Lynch supera todo ello y logra sobreponerse a las actuaciones. Esta película vale la pena verla y volverla a ver.

Tráiler

Frecuencia Alternativa

Somos un medio de comunicación digital multiplataforma, alternativo e independiente, enfocado en las expresiones artísticas y culturales, de la Corporación Frecuencia Alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *