LA ESQUINA DEL MOVIMIENTO, UNA PELÍCULA AMBIENTADA EN “LA TROJA”

Tres personas asisten frecuentemente a “La Troja”, un estadero en donde la música afrocaribeña, los colores brillantes y el baile crean la atmósfera perfecta del paraíso tropical contemporáneo. Este documental es una radiografía del Caribe y de cómo a pesar de la melancolía y las adversidades de la vida diaria nos encontramos y encontramos la felicidad en la música.

Este proyecto más que un homenaje a un lugar geográfico ubicado en la ciudad de Barranquilla, Colombia, es una oda a un sentir, a un modo de vida, de percibir nuestra realidad. Como visitante asiduo de este lugar, soy testigo del aura de felicidad que emana de este lugar cada fin de semana, ya sea en plan de baile, dispersión o mera escucha musical. Como caribeño que suele reflexionar mucho sobre el “Ser Caribeño” siempre intenté huir de los estigmas con los que solemos ser catalogados, estigmas o arquetipos que nos definen como personajes fiesteros, rumberos, triviales, extrovertidos, desparpajados. Luego de años de huir de eso, aterrizo en la idea de que efectivamente somos así, soy así, pero lo hermoso de todo es verlo con otros ojos: Los costeños somos así porque con el goce lo que hacemos es evadir la muerte con una fuerte inyección de vida y bueno, definitivamente la música es vida.

Es aquí donde entra la Troja como ese dispositivo de alegría, como esa burbuja en donde todo lo que acontece es felicidad sin importar estrato o condición social a pesar de que en nuestras vidas todo no sea color de rosa. Por qué escribo esto, parte de esa pregunta: ¿Qué es lo especial de este lugar que hace que nuestros problemas se vayan? Lo que fui descubriendo luego de indagar mucho es que de esta pregunta surgen otras más profundas acerca de realmente quienes somos, ya que la Troja como tal, ese Paraíso Tropical contemporáneo, es en sí un símbolo tangible de todo lo que representa el Ser Caribe. Al observar a sus personajes en su felicidad y su alegría al son de la salsa es que mi imaginación vuela a intentar saber quiénes son estas personas en realidad fuera del amarillo y el sonido retumbante de la Troja, quienes eran en sus momentos tristes, quienes eran en su lucha diaria por vivir y sobrevivir en su cotidianidad. Es ahí donde surge entonces el Para qué hay que hacerlo. Hay que hacerlo porque conociendo el lado salvajemente colorido de sus vidas representadas en la Troja, honramos su alegría por medio de un documental sobre sus vidas tal como son.

La esquina del movimiento fue grabado en el 2015 y editado en medio del confinamiento.

Frecuencia Alternativa

Somos un medio de comunicación digital multiplataforma, alternativo e independiente, enfocado en las expresiones artísticas y culturales, de la Corporación Frecuencia Alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *