AGONÍA, UNA LUCHA POR LO QUE NOS PERTENECE.

Juan David Rodríguez Camargo, el mismo joven que desde el 2011 cuando se encontró de cara con su destino y vocación, la actuación y el teatro, Maestro en Arte Dramático, actor de la compañía La Mochila Teatro de Soledad y Director general del Colectivo Artístico Recrea2, le preceden dos Congo de Oro» en la categoría comedia contemporánea con la obra teatral “La vida es un carnaval” 2018-2019, máximo galardón que ofrece el carnaval de Barranquilla y un sin número de obras y eventos entorno al carnaval en las que ha participado, hoy nos cuenta detalles de su obra dramaturgia  “Agonía, una lucha por lo que nos pertenece”, hoy nos cuenta sobre el proceso creativo de esta obra, misma que lleva por esencia su propia vivencia, ganadora del portafolios de estímulos “ El escenario es tu casa”, conocer a fondo todo aquello que lo inspiro, tus retos y fortalezas.

¿Cómo fue el proceso creativo de Agonía en tiempos de pandemia?

En tiempos de pandemia es un poco complicado producir, el no estar en el espacio del teatro o sala de ensayo donde tenemos todos los elementos a la mano es difícil, pues en casa es complicado adecuar el lugar para la creación, a esto sumémosle que por toda esta situación los decretos emitidos por los gobernantes mantienen el comercio cerrado haciendo más difícil conseguir los materiales para la elaboración de la utilería y escenografía.

Sin embargo, la casa ofrece espacios y materiales que podemos transformar, utilizando la recursividad ya que en este aspecto somos unos expertos, pues el arte y la cultura está un poco dejada en el olvido y más el teatro, aun así seguimos labrando el camino de la creación y seguir demostrando que no hay impedimentos para crear y que el mayor impulso para hacerlo es la pasión y el amor por nuestro arte.

¿Qué significado tiene para ti Agonía?

Este trabajo significa una parte de la historia de mi vida llevada a la escena, poetizada pero muy disiente, es un deseo hecho realidad, porque fueron muchos los momentos amargos que viví y que no deseo que nadie más los viva.

¿En qué te inspiraste para producir Agonía?

Siempre he pensado que los artistas estamos llamados a ser la voz de los que callan y acallan. Agonía es sólo una muestra de una de las tantas realidades  que nos toca vivir como sociedad colombiana, esta historia nace de mis experiencias vividas con el sistema de salud, siempre creemos llevar una vida común hasta el momento que nos toca luchar por nuestra vida y la de nuestros seres queridos, es por eso que esta obra lleva por nombre agonía porque significa lucha, angustia, deseo, todas estas palabras hacen parte de mi realidad, tú realidad, nuestra realidad.

¿Cuál es la intención inicial que representa Agonía?

Mi intención con esta pieza es mostrar la cara cruel de este organismo, esta historia es creada desde mi experiencia pero también fue alimentada de las tantas historias que escuché en una sala de espera, de las lágrimas que vi correr frente a una ventanilla, de la impotencia de no poder hacer más que luchar por la vida de mi ser amado, mi mensaje es para todos aquellos que desisten y toman la opción de esperar y morir, agonía es la voz de todos los que luchan contra el sistema por la vida digna que nos pertenece.

¿Crees que esta reciente convocatoria fue suficiente para mantener a su audiencia con su arte del teatro?

Está de nuestra parte mantener nuestro ritmo de entrenamiento no solo físico sino creativo, sabemos que tenemos un público al cual nos debemos, que siempre espera ver, escuchar y sentir el teatro. Como lo he dicho en otras entrevistas, no es necesario que abran una convocatoria de estímulos para sentirnos en la obligación de crear una pieza artística, el mayor estímulo para crear debería ser la pasión por nuestro arte y las ganas de contar historias que hagan eco en la sociedad y generen reflexiones.

¿Cuáles fueron los retos más grandes en la producción de Agonía y como lograste superarlos?

Uno de los retos más grandes con respecto a agonía fue lograr la oscuridad y penumbra que necesitaba la historia para crear esa sensación de terror que quería mostrar, además de que todas las escenas dependían de un efecto de iluminación particular para logar cada uno de los efectos generando así la atmosfera onírica propia de la pesadilla que estaba viviendo el protagonista, así mismo como no podíamos romper los protocolos de aislamiento, se hizo imposible tener las luces adecuadas para el teatro, llevándome a reinventar las lámparas de la casa, y hacer una que otra luz de manera artesanal. En cuestión de la utilización de los espacios de la casa para el desarrollo de la escena, esto dependía en gran parte de los efectos que se lograran con la iluminación. Estar en casa, donde el entorno no es el mismo que el de tu trabajo se convirtió en una lucha constante por conseguir la paz y el silencio para grabar las escenas y los audios de la obra.

¿Cómo te sentiste como artista trabajando en una obra teatral que solo se mostrara a través de redes sociales y otras plataformas?

Como artista en este proceso de creación sentí que exploré otras maneras de contar una historia, utilizando los recursos que ofrece el campo audiovisual. Sin embargo, queda el sin sabor de poder sentir las tablas, la ganas de ir al baño antes de que suba o abra el telón, el sudor generado por las luces que cuelgan en la tramoya, las ganas de escuchar las reacciones del público, y lo más importante, los aplausos que alimentan el alma del artista.

¿crees que tu Agonía tiene el mismo valor que si fuera mostrada presencialmente?

El aislamiento social afectó el desarrollo del teatro en gran medida, un puñal directo al corazón. No es lo mismo actuar para una cámara esto tiene sus técnicas, grabar la obra implica otros recursos ajenos al teatro, son campos totalmente distintos. Sin embargo todo hecho creativo tiene un valor significativo, sea presencial o virtual.Desde esta experiencia puedo decir que los recursos audiovisuales como el trabajo de los planos, los efectos de transición de una escena a otra, los efectos sonoros, entre otros hicieron parte fundamental para crear el universo de AGONÍA, sin embargo desde mi experiencia en las tablas la obra cobra gran valor por el convivió entre el espectador, el actor y todos los elementos que componen la escena, la música en vivo, la emoción a flor de piel, la mirada profunda del personaje que te penetra el alma, el alma en las tablas del actor que entrega todo para su público. Lo realmente importante aquí es lo que queremos comunicar, el eco o la reflexión que queremos plasmar en cada uno de los espectadores, en las emociones que queremos generar y a los universos a los que los queremos transportar.

¿Qué te gustaría que pasara con de ahora en adelante con tu arte?

 Para nadie es un secreto que el teatro es un encuentro presencial, es vital que exista el convivo entre actores y espectadores para crear la magia. Hoy por hoy la situación que vivimos a nivel mundial es la responsable de la transformación de la creación y reproducción del arte.

La realidad en Colombia frente a la pandemia es dura de aceptar, día tras día libramos una lucha constante para encontrar una solución a toda esta situación. Así mismo el arte ha sido obligado a transportarse a espacios no convencionales para la creación, sin embargo, entender que el aislamiento social transformó la forma del hacer artístico no ha sido fácil, pensar que las salas, teatros, casas donde se transforma la realidad en ficción, donde la imaginación vuela sin restricciones están cerradas, me llena de nostalgia, pero al mismo tiempo de una fuerza de voluntad inmensa por no dejar de creer y crear sin importar las condiciones.

Háblanos de la experiencia en general de este proyecto  

Ésta experiencia se sitúa como una de las primeras que realizo como director de la escena teatral y en el campo audiovisual. Agonía es el producto del esfuerzo y la perseverancia en el estudio constante del teatro, todo lo que en este trabajo reflejé se lo debo a mi formación artística profesional en la academia, como también a mis experiencias fuera de ella. Cada una de estas alimento siempre el deseo de crear nuevos mundos, nuevas formar de hacer, y hoy por hoy obtengo como resultado un bonito proyecto que dice mucho de la realidad que vivimos todos los colombianos y es lo que más me importaba a la hora de crear, dejar una reflexión de nuestra realidad y alzar la voz por aquellos que calla y acallan.

Frecuencia Alternativa

Somos un medio de comunicación digital multiplataforma, alternativo e independiente, enfocado en las expresiones artísticas y culturales, de la Corporación Frecuencia Alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *