A LA DERIVA EN UN ROPERO,LAS DECISIONES MÁS DIFÍCILES NOS HACEN VALIENTES.

Por: Azharys Hazbún Corro

Norberto Navarro Mesino, ganador del portafolio de estímulos “El escenario es tu casa” en creación dramaturgia, con su obra “A la deriva en un ropero”  que nos cuestiona, ¿Qué estarías dispuesta o dispuesto a hacer por tus seres queridos?, es justo así como este texto dramático  entre las remembranzas de un hecho histórico, que sacude la armonía de un hogar y desata una serie de sucesos que nos recuerda que las decisiones más difíciles nos hacen valientes.

Hoy nos cuenta en que se inspiro para crear esta obra, mostrándonos que no hay retos que no pueda superar y que su mensaje a reflexionar sobre nuestra situación actual, paralelo a los acontecimientos imaginarios de esta obra.

El teatro y sus formas de expresión se reinventan para seguir vigentes, esta es la entrevista en privado con Norberto.

¿Como fue el proceso creativo de la producción de la dramaturgia y en que te inspiraste para esta obra producida en tiempo de pandemia?

 No me quise atar a los eventos actuales, así que empecé con un trabajo investigativo de la historiografía nacional, fijando mi atención en los hechos ocurridos en las elecciones de 1970, de allí tomé ese evento como detonante de uno ficcional, que dio origen a la historia de “A la deriva en un ropero”. Trazando entonces, diversos tópicos desde lo teórico y lo intuitivo, que son elementos que busco como artista al momento de crear contenido.

Por otra parte, Ya hace un tiempo leí Casa tomada de Julio Cortázar y me quedó la sensación de hacer una versión para teatro. Luego se fue agregando otros condimentos, como el suceso de las elecciones 1970 y la construcción de una atmósfera tensa, propia del momento histórico que afrontamos con esta pandemia, pero sin irme a hablar de ella directamente, cabe mencionar que dentro del texto se habla sobre una epidemia de cólera, pero queda como un acontecimiento anecdótico. No necesitamos más sobre enfermedades que agobien nuestra salud mental.

 ¿Qué significado tiene para ti este trabajo dramatúrgico?

Esta obra significa o mejor dicho representa el momento que me encuentro como artista, en ese proceso que viene desde la academia y me dice que voy por buen camino. Me emociona el hecho de ir construyendo producción dentro del ámbito artístico local, teniendo presente que hay más por aprender y experimentar.

 ¿Cuál es la intensión inicial que representa “A la deriva en un ropero”?

En cada obra que escribo intento llevar un mensaje para reflexionar, esta no es la excepción, busco la manera de avivar un acontecimiento, que, a pesar de verse lejano, tiene unos patrones que si analizamos un poco la historia política nacional nos encontramos varios puntos que convergen entre sí, como un ciclo lleno de un conjunto de elementos que hace ver nuestra democracia con muchas falencias.

¿Crees que esta reciente categoría fue suficiente para mantener a tu audiencia conectada con tu teatro?

 Ha sido un espacio provechoso para atraer y crear un público y sensibilizarlo con una propuesta desde lo dramatúrgico. Se me han acercado personas curiosas por el tema y otras que no están tan familiarizadas con el teatro y su contenido. La acogida de nuevo público siempre será bienvenida, no sólo para mí, también para el gremio en general.

¿Cuáles fueron los retos más grandes en esta producción y como lograste superarlos?

 Sin duda alguna indagar, encontrar información fidedigna con un soporte teórico de los acontecimientos, sin sesgos ideológicos. Por otra parte, tratar de no forzar nada, al contrario, darle el espacio al texto. Cuando tuve bloqueos decidí siempre dejar reposar la obra.

¿Como te sentiste como artista trabajar en un producto que solo se mostrara a través de redes sociales y otras plataformas digitales?

 No imaginé la publicación de mi primera dramaturgia de manera virtual. Uno suele ver ese tipo de espacios de manera presencial, con lecturas dramáticas y foros abiertos a todo público, pero debo admitir que la experiencia no se me hizo limitada o incomoda, más bien gratificante, ver como se ha recibido de parte de la gente el texto, estando pendientes de los detalles y la socialización que tuve.

 ¿Crees que tu producto dramatúrgico, tiene el mismo valor que si fuera mostrado presencialmente?

Diría que sí, como dije anteriormente no sé si hubiese tenido la misma recepción de manera presencial, seguro si hubiese sido una puesta en escena tendría una concepción distinta, en ese contexto sí hay que analizar los dos escenarios, donde probablemente de manera presencial tendría mayor relevancia a la gente.

¿Qué te gustaría que pasara de ahora en adelante con el teatro?

Bueno, tengo el proyecto de un grupo de teatro con unos amigos llamado Inefable Teatro, estamos concibiendo contenido teatral para una experiencia más cercana a los sentidos del espectador. Seguro esta obra estará dentro de nuestro repertorio, junto a otras propuestas que ya están en proceso.

 Háblanos de la experiencia en general de este proyecto.

 Ha sido grata, de reflexiones, emociones encontradas y exponerse, mostrar tus ideas a la gente también es una forma de desnudarse. Me deja buenas sensaciones, uno que otro factor para corregir, pero eso deja experiencias para una próxima vez venir con propuestas más limpias y seguir creciendo como artista.

Frecuencia Alternativa

Somos un medio de comunicación digital multiplataforma, alternativo e independiente, enfocado en las expresiones artísticas y culturales, de la Corporación Frecuencia Alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *